logo

Este proyecto de Primer Empleo no soluciona nada

Esta mañana estuvimos en la comisión conjunta de legislación del trabajo con la presencia del ministro de Trabajo de la Nación Jorge Triaca debatiendo el proyecto de ley del Ejecutivo de Primer Empleo.

 

Más allá del debate y el consenso que logremos para una ley de primer empleo, no podemos esperar que medidas aisladas solucionen el problema. Los problemas en el mercado laboral no se solucionan con bajar contribuciones patronales, ya se hizo antes, se solucionan con políticas económicas. En el año ’93, ’95, ’98 y 2014 se buscó generar empleo bajando contribuciones patronales, los resultados no fueron positivos. La única verdad es la realidad y la realidad ha demostrado que esto no sirvió nunca de nada porque el problema realmente está en la macroeconomía por decisiones políticas del gobierno nacional que está llevando adelante un proceso de sustitución de importaciones pero al revés, porque los indicadores económicos indican que la única variable económica que sube es la recaudación aduanera de ganancias y por las importaciones. Cae el empleo, sube la inflación, los trabajadores pierden poder adquisitivo.

 

Me llama la atención que se premia a quien tuvo trabajadores no registrados. Un empresario que tuvo 10 años a un trabajador en la informalidad laboral ahora tiene la posibilidad de no registrado y sí registrar a un trabajador con un menor costo laboral. No se puede fomentar el blanqueo de trabajadores premiando al que evadió al fisco y atentó contra la seguridad social. Hay que animarse a tocar intereses y castigar este tipo de actitudes. Porque es ilegal. No se puede premiar estar en la ilegalidad, porque después nos sorprendemos cuando un trabajador que cobra $25.000 tiene que tributar Ganancias.

 

Este proyecto de Primer Empleo no soluciona nada, porque inclusive incentiva el proceso que se está dando de despidos voluntarios, como en Peugeot que ya hay 1500 retiros voluntarios. Y ahora tienen la posibilidad de tener menos costo laboral, una receta que ya se probó y que ya fracasó.

 

Es necesario un debate sobre este tema. Nosotros propusimos un proyecto de Graciela Camaño que establece los REPRO como un mecanismo que ha servido para solucionar la crisis en determinadas actividades como la construcción, la industria petrolera, y generar incentivos. Porque en este momento vemos sólo el subsidio al barril de petróleo que sigue beneficiando a la parte empresaria pero se siguen produciendo los despidos disfrazados de retiros voluntarios con indemnizaciones.

 

La realidad es que más allá de la voluntad de diálogo tenemos que dejar de jugar para la tribuna y estar dispuestos a tocar intereses reales.

 

Donde radican la informalidad y la precarización, es en la tercerización laboral. Hemos presentado innumerables propuestas para modificar esta realidad. La ley 20.744 de Contrato de Trabajo fue modificada en el artículo 30 en el año ’76, que sacó la responsabilidad solidaria de la empresa madre cuando se trata de la actividad accesoria, entonces la mayoría de los conflictos laborales que vemos es por la precariedad e informalidad laboral y cómo la empresa tercerizada evade, pero la que realmente evade es la empresa madre que subcontrata. Por eso hay que estar dispuesto a atacar ese interés. Si queremos beneficiar los intereses de las mayorías populares, de los trabajadores y de los sectores más vulnerables entonces toquemos los intereses de quien no solamente atenta contra esos trabajadores sino también contra el Estado de la Nación, contra la seguridad social y atentan contra la recaudación.