logo

Proyecto de repudio a la represión a los docentes en el Congreso

Presentamos en la Cámara de Diputados un proyecto para expresar nuestro repudio a la represión ejercida contra los docentes que sin cortar ninguna calle intentaron instalar una “escuela itinerante” frente al Congreso de la Nación. Una manifestación pacifica, con un método novedoso que recuerda a la histórica Carpa Blanca, como respuesta incluso a la interpelación del gobierno que reclamaba que los docentes volvieran a las aulas para que los alumnos puedan tener clases. Es claro que el gobierno no busca el diálogo que tanto pregona ni resolver esta compleja situación. Mientras tanto la educación pública continúa deteriorándose y a más de dos meses de haber iniciado las negociaciones la oferta salarial es del 19% en tres cuotas, lo cual implicaría pérdida del poder adquisitivo.

 

Número de expediente: 1546D-D-17

 

Expresar repudio por la represión que sufrieron los docentes que pacíficamente intentaban armar una escuela itinerante en la Plaza de los Dos Congresos, la noche del 9 de abril de 2017 en la Ciudad de Buenos Aires.

 

FUNDAMENTOS

 

En la Ciudad de Buenos Aires, la noche del 9 de abril de 2017 la Policía Federal reprimió con palos y gas pimienta a docentes que intentaban pacíficamente montar una escuela itinerante en la Plaza de los Dos Congresos. Como parte del operativo detuvieron a cuatro maestros, que fueron conducidos a la Comisaría 6ta.

 

Este lamentable acto de violencia se inscribe en el marco de la creciente intolerancia del gobierno nacional ante la protesta social y de la política de persecución que están dirigiendo contra los sindicatos en general, y contra los gremios docentes en particular.

 

Desde principio del año 2017, los sindicatos docentes vienen reclamando en todo el país una pauta de incremento salarial que no implique nuevamente un deterioro del poder adquisitivo frente a una inflación que no logra ser contenida. En ese marco, como medida de fuerza, se realizaron paros en todo el país. En la provincia de Buenos Aires, donde el conflicto es más fuerte, los docentes llevaron adelante 16 días de paro en lo que va del año. No obstante, en lugar de abrir espacios de negociación, desde el gobierno provincial se decidió confrontar con los docentes, descontando los días de paro, ofreciendo incentivos a los docentes que no adhirieran a la medida de fuerza e intentando quitar la personería gremial a los sindicatos del sector. Estas líneas de acción, que se encuentran al borde de la legalidad, fueron sistemáticamente avaladas por el gobierno nacional, que no sólo no convocó a una paritaria nacional, sino que apoyó abiertamente a la gobernadora de la provincia y se sumó a los esfuerzos por deslegitimar el reclamo docente y a sus dirigentes sindicales.

 

En ese contexto, a pesar de no encontrar respuestas a sus demandas salariales, los gremios docentes decidieron abandonar el paro como forma de protesta y levantar una escuela itinerante frente al Congreso de la Nación como forma de seguir visibilizando el reclamo.

 

Si bien esta iniciativa no implicaba ningún perjuicio para los estudiantes ni para el tránsito en la Ciudad de Buenos Aires, desde el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires se dio la orden de impedir la instalación de la carpa y reprimir a los docentes.

 

Es verdaderamente preocupante la intolerancia que está mostrando el gobierno nacional a todas las formas de oposición. Luego de condenar el paro como medida de fuerza y tras dejar en claro la decisión política de reprimir todo intento de cortar calles y rutas, con esta acción el gobierno parece dejar realmente muy pocos canales abiertos para la protesta social.

 

Sin embargo, la posibilidad de reclamar y peticionar a las autoridades es uno de los cimientos de las sociedades democráticas que debe ser enérgicamente defendido por todos los sectores políticos y sociales.

 

Es por eso que solicito a los señores diputados que acompañen el presente proyecto de resolución.