logo

Estadísticas II

La Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV), a partir del Observatorio Vial , tiene como una de sus funciones llevar registros sobre siniestralidad y accidentología. Cuenta con datos desde el año 2008 al 2014.

La situación Argentina

Análisis de la recolección

La Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV), a partir del Observatorio Vial , tiene como una de sus funciones llevar registros sobre siniestralidad y accidentología. Cuenta con datos desde el año 2008 al 2014.

Dentro del Observatorio de Seguridad Vial (ANSV) se encuentra la Dirección de Investigación Accidentológica, cuya función es ampliar la información estadística de siniestros relevados a nivel nacional.

ACCIONES
# Estudiar y analizar los accidentes de tránsito y recomendar medidas para su prevención.

# Recopilar por medio de un equipo técnico especializado los datos en una ficha accidentológica y disponer la información para consulta de los organismos públicos y privados que la requieran.

# Emitir informes desde la perspectiva accidentológica, cantidad y tipo de infracciones y toda otra relacionada con la seguridad vial para todo el territorio de la Nación, en coordinación con las distintas jurisdicciones.

# Impulsar trabajos de investigación, muestreos y evaluaciones, tomando como base la información disponible.

# Elaborar estudios comparativos con otros entes similares en el ámbito internacional.

# Participar y organizar congresos, conferencias y reuniones que tengan por objeto el intercambio de información referida a la materia.

Siniestros con víctimas fatales en el lugar de hecho Argentina 2008- 2014
Evolución sobre total de siniestros viales con víctimas por provincia 2008- 2014

La ONG Luchemos por la Vida, cuyo propósito es prevenir los siniestros viales en la Argentina, realizó estudios que concluyeron que estos siniestros causan 21 muertos por día (más de 7.000 al año), más de 120.000 heridos por año y grandes pérdidas materiales (estimadas en U$S 10.000 millones por año).

Luchemos por la Vida considera que estas cifras resultan muy altas comparándolas con las de los países desarrollados, que son ocho veces más bajas. En 2008, 1.066 personas murieron en accidentes de tránsito en Argentina por cada 1.000.000 de vehículos.

Total de muertos en 2016
Total de muertos en Argentina período 1992-2016: 189.790 personas
Total de muertos en Argentina período 1992-2016: 189.790 personas

Según los estudios realizados por Luchemos por la Vida, la tendencia en la Argentina es que van en aumento las muertes entre motociclistas: ellos conforman casi la tercera parte de todas víctimas mortales.

Además, la mayoría de las víctimas de siniestros viales son jóvenes: el 56 por ciento son menores de 35 años.

Otro dato que desprende es que los fines de semana resultan más peligrosos: el 44 por ciento de los siniestros se producen los sábados y domingos.

AGRAVANTES
El uso del cinturón de seguridad

Los estudios de Luchemos por la Vida revelan que el uso del cinturón de seguridad disminuyó un 35% promedio entre 2004 y 2015 en la Ciudad de Buenos Aires. Es preocupante que el descenso más importante fue entre los conductores profesionales. Es alentador que el 66% de los conductores particulares use el cinturón, pese a la falta de controles, lo que habla de un grado elevado de concientización.

Los resultados obtenidos demuestran la necesidad de reimplantar de manera urgente todos los controles, y que ellos tengan carácter permanentes y generalizados, es decir en distintos y cambiantes puntos, no sólo en el centro de las ciudades sino también en los barrios e ingresos a la ciudad, a toda hora del día pero también de la noche y sobre todo los fines de semana y feriados.

Será esencial para el éxito del control que las infracciones labradas se transformen en sanciones, sin excepción. Es decir que si se trata de una multa, la misma sea efectivizada.

Alcohol y conducción

Consumir alcohol antes de conducir puede producir alteraciones sobre la visión, la función psicomotora y la capacidad de manejo del conductor.

En lo referido a la visión, genera una disminución del campo visual. En lo referido a la función psicomotora, se prolonga el tiempo de reacción del conductor, pasando de 0,75 segundos a 2 o más segundos y como consecuencia de ello la distancia de detención de un vehículo a una velocidad de 100 Km/h se prolonga entre 20 y 30 metros, una distancia que puede separar la vida de la muerte.

Luchemos por la Vida hizo un relevamiento entre casi 500 automovilistas que debían renovar su licencia de conducción, que dejó al descubierto algunas cifras ciertas sobre los hábitos, las creencias y los conocimientos que los conductores tienen sobre la ingesta de alcohol antes de conducir.

En la Ciudad de Buenos Aires los niveles de alcohol en sangre permitidos por ley son los siguientes: 1) Conductor de motocicleta, 0,20 gr/L; 2) Acompañante en moto, 0,50 gr/L; 3) Vehículo particular, 0,50 gr/L, y 4) Profesional, 0 gramo/litro de sangre.

Sin embargo, y según la encuesta:

• El 67% de los encuestados aseguró que consume habitualmente bebidas alcohólicas. • Muchos también admitieron que conducen después de la ingestión.

• El 69% de los conductores dijo manejar después de beber alcohol durante los fines de semana.

• Luchemos por la Vida estima que un 46% de los automovilistas conduce con elevados niveles de alcohol en sangre durante los días no laborables.

• El 47% de los encuestados no conocía el límite legal de alcohol tolerado en sangre en conductores particulares.