logo

Estadísticas

A nivel mundial hay más de 1.240.000 muertes al año y más de 50 millones de heridos por accidentes viales. Son cifras que revelan la magnitud del problema de seguridad vial, en la actualidad calificado como pandemia.

La seguridad vial
como problema sanitario y securitario

A nivel mundial hay más de 1.240.000 muertes al año y más de 50 millones de heridos por accidentes viales. Son cifras que revelan la magnitud del problema de seguridad vial, en la actualidad calificado como pandemia. En América Latina y el Caribe causan más de 100.000 muertes y 5.000.000 de heridos cada año. Es decir que generan tantas víctimas como el HIV/SIDA, cáncer de pulmón, tuberculosis y malaria en forma conjunta. Es en este sentido es que la seguridad vial se enfoca como un problema sanitario.

A continuación presentamos algunos datos a tener en cuenta para comprender la magnitud de esta problemática :

• Los siniestros viales se han convertido en la principal causa de defunción entre los jóvenes de 15 a 29 años, precediendo al suicidio, el VHI/ Sida y homicidios.

Las 10 principales causas de muerte en personas de 15 a 29 años
Más del 90% de las defunciones y traumatismos causados por el tránsito ocurren en países de ingresos bajos y medianos, donde circulan solo el 48% de los vehículos matriculados a nivel mundial.

• Más del 90% de las defunciones y traumatismos causados por el tránsito ocurren en países de ingresos bajos y medianos, donde circulan solo el 48% de los vehículos matriculados a nivel mundial.

• La mitad de todas las víctimas mortales ocasionadas por accidentes de tránsito son peatones, ciclistas y motociclistas. Estos son considerados los usuarios menos protegidos de las vías de tránsito: motociclistas (23%), peatones (22%), y ciclistas (4%). • Además del dolor y el sufrimiento que acarrean, los accidentes de tránsito provocan enormes pérdidas económicas para las víctimas, sus familias y el conjunto de las naciones: representan del 1% al 3% del producto nacional bruto.

• Solo el 15% de los países tienen una legislación amplia que se ocupe de cinco riesgos fundamentales: el exceso de velocidad , la conducción bajo los efectos del alcohol y la no utilización del casco , el cinturón de seguridad y los sistemas de retención para niños .

• Se prevé que, de no adoptarse medidas, para 2020 los accidentes de tránsito anualmente causarán la muerte de cerca de 1,9 millones de personas.

Frente a este escenario, la Organización de Naciones Unidas (ONU) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) proclamaron la “Década de la Seguridad Vial (2011- 2020)” con el fin de concentrar esfuerzos de las instituciones de gobierno, la academia, la sociedad y la industria en busca de acciones que contribuyan a disminuir la accidentalidad vial, para estabilizar y, posteriormente, reducir las cifras previstas de víctimas mortales en accidentes de tránsito en todo el mundo. De lograrse esta meta, se podrían salvar 5 millones de vidas, evitar 50 millones de traumatismos graves y ahorrar US$ 5 billones durante todo el Decenio.

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) también lanzó una Estrategia de Seguridad Vial y su Plan de Acción 2010-2015 con el objetivo de reducir un 50% el número de muertes por siniestros viales.

Entre algunas de las medidas principales a tomar, la OMS sostiene que es necesaria una legislación adecuada a los principales factores de riesgo de la seguridad vial: el exceso de velocidad, la conducción bajo los efectos del alcohol y la no utilización del casco, el cinturón de seguridad y los sistemas de retención para niños. Sin embargo, también señala que no es suficiente con una legislación apropiada puesto que también es importante tener en cuenta que el incumplimiento de la legislación socava su potencial para reducir los traumatismos y la mortalidad. En este sentido, la OMS considera que es necesario un mayor esfuerzo para optimizar las actividades destinadas al cumplimento de la ley.

En Argentina, las estadísticas indician que más de 7.000 personas pierden la vida por año en accidentes de tránsito, cifra que representa alrededor de un 2,5 % de la totalidad de los decesos ocurridos en igual período de tiempo, convirtiéndose en la cuarta causa de mortalidad en nuestro país. Además, se estima que de los 12.000 heridos graves anuales un importante número de ellos quedan con incapacidades permanentes.

Según cifras de la ONG Luchemos por la Vida, Argentina tiene uno de los índices más altos de mortalidad producida por accidentes de tránsito: 22 personas mueren por día, alrededor de 7.000 mueren por año, y más de 120.000 resultan heridas anualmente, además de las cuantiosas pérdidas materiales que ocasionan los accidentes y los recursos que demandan del Estado en Salud Pública. Estas cifras son significativamente elevadas si se las compara con los índices de otros países, en relación a su población y número de automóviles circulantes.

Argentina tiene uno de los índices más altos de mortalidad producida por accidentes de tránsito: 22 personas mueren por día, alrededor de 7.000 mueren por año, y más de 120.000 resultan heridas anualmente.