logo

Las PYMES son el corazón de nuestra economía

Este mediodía estuvimos en San Martín junto al intendente Gabriel Katopodis recorriendo la metalúrgica EG San Martín, una PYME familiar con 40 empleados, especializada en la trefilación de caños y tubos para conducción hidráulica y neumática, en la fabricación de tuberías de alta presión y refrigeración, y en la producción de estructuras tubulares para alumbrado.

 

Estuvimos conversando tanto con sus dueños como los trabajadores de la fábrica. Nos expresaron su preocupación debido a la baja en la actividad producto de la política económica del gobierno nacional y la apertura de las importaciones que empieza a destruir nuestra industria. Esta PYME familiar llegó a colocar cerca del 50% de su producción en más de 20 países, gracias a la inversión en tecnología y capacidad instalada para convertirse en un referente a nivel mundial en esta materia.

 

El tarifazo en el precio del GNC desalentó la conversión de los vehículos, en Argentina en los últimos años se convertían un promedio de 15.000 a 20.000 vehículos mensuales, hoy luego del tarifazo no supera los 5.000. Es claro que esto no sólo afecta a las nuevas conversiones sino también a los usuarios que se encuentran con un costo mucho mayor.

 

La apertura de importaciones, que el gobierno niega y dice que no superan el 2% por actividad, en verdad está afectando bruscamente a nuestras PYMES poniendo en peligro miles de fuentes de trabajo. En el caso de EG San Martín están permitiendo el ingreso de productos que esta PYME familiar ya fabrica localmente, al precio que tienen de costo de la materia prima, beneficiando a empresas Chinas en detrimento de nuestra industria nacional y el trabajo argentino.

 

En la actualidad con la caía en el comercio exterior el mercado local se había convertido en su único sustento pero con la baja del consumo y la recesión que vive el país el mercado domestico se ha resentido también, amenazando seriamente con la destrucción del sector que nuclea más de 5000 puestos de trabajo. Ya se registran cierre de talleres de conversión, suspensiones y despidos.

 

Esta difícil situación que atraviesa esta PYME es la misma que viven todas las PYMES, que son el corazón de nuestra economía. El Congreso de la Nación aprobó la ley PYME por iniciativa del Frente Renovador para dar mayor cobertura a la pequeña y mediana empresa, pero está claro que esta ayuda no alcanza, porque el problema de fondo es la política económica del gobierno de Cambiemos.

 

Vamos a seguir conversando con todos los sectores de nuestra economía para conocer de primera mano la evolución de cada actividad y poder seguir elaborando las mejores propuestas legislativas para desde nuestro lugar ayudar a defender el trabajo argentino y la industria nacional.